Noticias

El desajuste entre el IRPF y la subida de precios y salarios arroja un sobreimpuesto medio de 240 euros para cada madrileño frente a los 199 euros de media nacional. La deflactación anunciada por Ayuso rebajará la presión fiscal sobre quienes no logren un alza salarial.

El anuncio de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de que deflactará la tarifa de todos los tramos regionales del IRPF para 2023, a fin de "evitar una subida de impuestos encubierta", convierte a la comunidad autónoma en el primer territorio de régimen común en actualizar el impuesto desde que en 2007 tomó su actual estructura. Hasta la fecha, solo los territorios forales han utilizado su potestad para adecuar el tributo sobre la Renta a la evolución de los precios y salarios. La medida, que otros territorios podrían imitar en los próximos meses, resulta especialmente relevante en Madrid, que es la región donde los contribuyentes sufren un mayor castigo cuantitativo por la ausencia de deflactación del IRPF.

Así lo estima, al menos, el reciente estudio sobre la materia elaborado por el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid, José Félix Sanz Sanz para la Fundación Disenso. La progresividad en frío o rémora fiscal, como se conoce a este fenómeno, se produce cuando un trabajador recibe un incremento salarial que le obliga a saltar de tramo del IRPF, y a pagar por tanto más impuestos, pese a seguir perdiendo poder adquisitivo frente a la inflación. El estudio del catedrático indica que solo la ausencia de deflactación del IRPF en 2021, partiendo de un alza de precios al ritmo del 6,5% el pasado diciembre, arroja un sobreimpuesto conjunto de unos 4.110 millones de euros este año (1.693 millones al no actualizarse las tarifas y 2.417 millones al no ajustarse los mínimos personales y los gastos del trabajo).

A partir de ahí, los cálculos del estudio arrojan una relevante disparidad por territorios, en la que el incremento de tributación media por declaración oscila entre los 80 euros en Ceuta y Melilla, o los 99 de La Rioja, y los 240 euros de Madrid. La región central encabeza, de hecho, la decena de provincias españolas con un sobrecoste superior a la media nacional de 199 euros. Le siguen Barcelona (231 euros); Baleares (215); Zaragoza (212) y Gerona (209).

A priori, la medida de la Comunidad de Madrid permitiría una compensación parcial de estos importes, al actuar solo en la escala autonómica y no tocar en principio mínimos ni gastos, aunque de momento no hay estimación concreta del ahorro, puesto que el ajuste que planea el Ejecutivo regional se hará sobre la evolución de los salarios y no sobre la inflación.

El ejemplo que plantea la Comunidad de Madrid para ilustrar la medida es el de un asalariado que percibe 40.000 euros anuales, por los que tributa a un tipo medio efectivo del 15% (6.000 euros), al no abonar nada por los primeros 10.000, pagar un 10% de IRPF por los siguientes 10.000, un 20% por los siguientes y un 30% a partir de ahí. Si este contribuyente obtuviera una subida salarial del 5%, hasta los 42.000 euros, pese a no contrarrestar la pérdida de poder adquisitivo que le resta la inflación, pasa a pagar un tipo medio efectivo superior, del 15,71% (6.600 euros). Deflactando la tarifa en el mismo porcentaje que se aumenta el salario, un 5%, el tipo medio efectivo se mantiene en el 15% (arrojando una tributación de 6.300 euros).

Además, los técnicos de la Comunidad de Madrid defienden que en el caso de que el mismo trabajador no logre una subida salarial y se mantenga cobrando los 40.000 euros iniciales, su tipo efectivo medio bajaría al 14,2% (tributando 5.700 euros, 300 menos que ahora).

CALVIÑO ASEGURA QUE LA UE SE OPONE

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, se mostró ayer en contra de la deflactación de todas las tarifas de IRPF anunciada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, alegando que la Unión Europea está en contra de promover ajustes generalizados de impuestos en este momento. "Las recomendaciones de la Comisión Europea son claras respecto a no poner en riesgo estos objetivos de responsabilidad fiscal y no abordar modificaciones fiscales generalizadas", declaró a su entrada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro, según recoge Europa Press, recordando que Bruselas ha pedido a España que en 2023 garantice una política fiscal "prudente". El Gobierno central, añadió Calviño, limitará sus actuaciones en este campo a rebajas "selectivas", como las aplicadas a la luz. Por su parte, el vicesecretario de Economía del PP, Juan Bravo, remachó que, como ya avanzó en EXPANSIÓN, si el Gobierno no actúa para deflactar la tarifa del IRPF, las CCAA del PP lo harán.

Leer más: https://economistas.es/wp-content/uploads/2022/05/z-p1desaj.pdf

Proyecto de Implantación de Solución de Ciberseguridad Centralizada

DESCRIPCIÓN DE LA OPERACIÓN: Se pondrán en marcha líneas de ayuda para el fomento de los servicios avanzados en materia TIC, mediante la aplicación de conocimientos y nuevas técnicas en el ámbito de la innovación empresarial que permitan la implantación de herramientas destinadas a facilitar el desempeño del teletrabajo y den un impulso al emprendimiento digital en la empresas de la Comunidad Autónoma de Extremadura, siendo el principal objetivo mejorar, a través del uso de tecnologías digitales, la productividad y competitividad de las empresas, así como ofrecer alternativas laborales distintas de la tradicionalmente presencial, reforzando y potenciando así su crecimiento.
Se establecerán dos líneas de actuación:
1. Impulso del Teletrabajo: Conectividad y Oficina en la nube.
2. Impulso al Emprendimiento Digital.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO: Implantación de Solución de Ciberseguridad Centralizada.

OBJETIVOS:
Específicos de la operación: “Desarrollar la economía digital incluyendo el comercio electrónico, para el crecimiento, la competitividad y la internacionalización de la empresa española”.
Del proyecto subvencionado: “Protección de las infraestructuras y activos de TI en el entorno local de la oficina y los accesos vía teletrabajo.”.

RESULTADOS PREVISTOS: Optimización de la ciberseguridad, asegurando los activos de TI y evitando la pérdida de datos por ataques, malas prácticas de uso y vulnerabilidades de los sistemas.

BASE REGULADORA: Orden de 9 de septiembre de 2020.

PRESUPUESTO: 8.450,00 €.

AYUDA RECIBIDA: 6.000,00 €.

FONDO: Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)